[Semana 18] BCN Live! by Sony


¿Me echabais en falta? Ha pasado una eternidad.  

Y no porque no me hayan pasado cosas, que va. Ni tampoco de no haber tenido tiempo de escribir, que he tenido; es que yo cuando empiezo aunque sea contando un cuento infantil me pongo un poco tontorrón y acabo pretendiendo desmentir estructuras filosóficas que llevan siglos vigentes e instaurar un nuevo paradigma social en un solo tweet, así que imaginaros a la que me dan un poco de cancha; empiezo escribiendo semana y el articulo acaba tratando de un guion con final alternativo de Matrix. Que ya les contare otro día con más tiempo.

Bien, se supone que debería contar como llevo mi vida de estudiante de física, pero que quieren que les diga, es que de vida de estudiante no tiene mucho ya. Al principio sí, porque tienes unas expectativas y las intentas cumplir como buenamente puedas y como te hayas prometido a ti mismo el verano anterior; luego ya se van diluyendo y acaban por desaparecer totalmente. Pero voy a intentar contar la vida de estudiante, y luego ya, si no sale, vamos a otra cosa.

Aprobé casi todos los exámenes. El otro día envié un mail a un profesor por equivocación. El martes hice unas prácticas donde intentamos demostrar las leyes de Newton. Y son ciertas, se lo juro, tengo los datos.


¿Está funcionando? ¿Te sientes con ganas de sacarte una carrera ahora, verdad? 

Porque así de aburridos sonamos todos hablando de estudios, que parece que sea de lo único que se pueda hablar entre universitarios. La emoción reside en no saber si te aceptaran tu entrega porque la has entregado una hora tarde y la rebeldía ir a buscar un café en el departamento de matemáticas en vez de ir a la máquina donde la sacan los demás mortales. ¿Está funcionando? No, no está funcionando.

Así, en rápido y caliente, sin estar en orden y extra estudiantilmente he estado en fiestas de cumpleaños alargadas hasta el amanecer, puesto música en nombre de RLG en el bar chic de Sant Feliu, escrito el guión para una miniserie, mirado horas y horas el Twitch Plays Pokemon, siempre acompañado de cervezas, colegas y muchos, pero que muchos desternillantes comentarios ingeniosos.

-Jordi portes tot el día mirant aixo?

-Si.


También he estado en conciertos, he tenido alguna que otra borrachera, algún que otro lio, he comido el sushi más original de mi vida en un piso de estudiante, jugamos la peor partida de bolos de la historia (38 puntos que se marcó Borx). Peeero, todo eso ya lo hacemos normalmente; si escribo hoy es en un vano intento de que si hablamos guay del concierto que fuimos el miernes, alguien nos de entradas gratis para algún otro. La competencia es dura chicos. Nuevos tiempos, nuevos desafíos. También nos haremos twitter, y camisetas, algo que nos acerque a el universo de barcos y putas que todo el mundo parece vivir en internet y que al parecer nos estamos perdiendo.

[Semana 18] BCN Live! by Sony

Una delegación especial del equipo de Random Local Guys nos desplazamos al centro de Barcelona para cubrir en exclusiva para nuestros lectores el evento que da nombre a este artículo. Sinceramente, no hubiese ido si no fuese porque era el aniversario de Joan Montana, un viejo conocido por estos lares, pero los de Sony me dicen que le ponga entusiasmo a la crónica. Cortos de pasta y perezosos (porque cuesta un riñón la entrada y perezosos porque yo a las 6 de la tarde estoy acabado de levantar) nos dirigimos al teatro ese de más abajo del teatro grande que está bajando las ramblas tú me entiendes el de al lado de Wolf, ¿Sí? ¿Ahí? Bien.



El sitio molaba bastante, habían quitado las butacas y había un sitio considerable a pie de pista, perfectamente escalonado cada tres metros para dar la oportunidad de morir de caída repentina a los asistentes no invitados. Los invitados por ser sponsors y enchufados en general tenían un mega palco privado y todos lucían bonitos trajes y rebosantes gin-tonics y gin-lemons a escoger diferentes marcas de limones y hielo industrial. 

No estaba demasiado lleno y la gente en general no eran barbaros desalmados como los conciertos de pueblo a los que estamos acostumbrados, y así, más o menos, sin saber dónde poner las chaquetas sin que nos claven 2 euros de guardarropas, empiezan The Sounds y dejamos diplomaticamente las chaquetas al suelo.

La foto no es del evento, estábamos demasiado ocupados pasándolo guay en ese momento.

El grupo, guay, pocas canciones pero bien tocadas. La chica, pues canta bien, de algo de espectáculo, pero a la que llevas dos minutos viéndola escupir en el suelo, sobre la batería y al aire, ya no sabes cómo tomártelo. A risa supongo. Como cuando se revuelca por el suelo después. 

Quitando escenificaciones y ganas de protagonismo de la cantante rubia de turno, a destacar la batería, el teclista (hoy los teclistas molaban) y las ganas que le metieron por ser las 7 de la tarde.

Recogemos las chaquetas y nos vamos al mítico Bar Social Juan, un garito que encontramos buscando pakistaníes con cerveza fría y al que volveríamos más tarde. Bebemos rápido, comentamos la jugada y volvemos al concierto sin mucha ceremonia. En los conciertos a los que yo estoy acostumbrado, tratar de llegar a las filas delanteras desde detrás del todo puede llegar a convertirse en una odisea, pero por lo visto los pijos de Barcelona tienen el culo más blando y con algo de morro te pones donde te dé la gana en minuto y medio. Caen un par de fotos, un par de comentarios sobre el Helix Fossil y empiezan The Klaxons.


Esta gente tiene un rollo que no sabría terminar de explicar. En algún momento nos disociamos entre los que estábamos escuchando y cada uno entendía lo que quería entender, escuchando cada uno a su manera. A mí me encantó el teclado. En cierta canción me quedé pillado mucho rato con un ritmo que se iba repitiendo y quedaba de fondo como clavado a la melodía, luego se repetía y se volvía la pieza principal para volver a decaer. Esa canción fue un trance de unos minutos del que desperté bastante flipado y me fui al lavabo a limpiarme la cara. Encontré un mayordomo de esos en los lavabos, hablándome inglés y ofreciéndome todo tipo de servilletas y artilugios. 

-No si yo solo vengo a lavarme la cara

-Do you want this? Please take a (palabra en ingles indeterminada, ofreciéndome una servilleta).

-Thanks, no, I don’t need a servilleta. Please.


En mi confusión del momento por tener que hablar ingles de repente, cojo la servilleta, la dejo en la pica y abro el agua resultando en un desastre acuático para todos los asistentes. Le doy las buenas noches en catalán al mayordomo negro inglés, y me voy sin mirar atrás. 

El resto del concierto bien, aunque estábamos todos esperando The Hives, así que aún no había pogos ni muchas gente bailando; me molaron, pero no eran demasiado cañeros; excepto el teclista, hoy los teclistas molan. Terminan, hay una hora de recreo así que salimos.

Bueno, quien dice hora de recreo dice concierto de Russian Red, pero entre comer algo y hacer unas cervezas y Russian red en directo, prefiero la cerveza. No es que no me guste, que no me gusta, es que no creo que sea algo muy de directos y tenía mucha sed.

Vamos al paki de confianza más cercano, compramos cerveza y me clavan 2.60 por unas Pringles así que robo un bollicao dokio. No tanto por el hecho de quererlo sino por quedarme con la consciencia tranquila. Va subiendo el número de cervezas, nos quedamos filosofando un rato, nos vamos para dentro y un hipster me roba el paquete de Pringles que me quedaban.



Se abre el telón, salen The Hives cantando Come On y se derrumba el puto telón. 

De fondo, un dibujo gigante de un titiritero oscuro, y delante, unos chicos vestidos a conjunto empiezan a meterle caña y no paran hasta el final. Hay pogo constante, gente bailando, me encuentro gente que conozco de Palamós, gente se cae, gente alzada por la multitud y ahora sí que parece un concierto de verdad.

Tocaron bien, pero es innegable que el espectáculo que ofrecen es, en gran parte, su cantante. No para de moverse por el escenario, saluda a todo el mundo, habla castellano, vacila y pide coros. El momento cumbre viene con la clásica canción de Tick Tack Boom, se van, vuelven, se lanza a la gente, nos hace sentarnos a todos; que en ese momento estábamos haciendo un circulo de esos de la muerte y pide que quiere ir al centro del círculo, ahí estábamos nosotros, que sentados lo aguantamos y él empieza a cantar. Así, aguantando durante 5 minutos el culo del cantante de the hives, es como recuerdo más o menos el final del concierto, entre más hits y gente saltando por todas partes.

Eso quiero estar haciendo yo con 36 años, saltar al publico, montar conciertos, esas cosas típicas de la media edad.

5 estrellas para The Hives, id a verlos si tenéis oportunidad.

Después salimos, me fui con una gente, volví con Roger; otro conocido de por aquí, que estaba con nosotros en el concierto, nos vamos con Borx y Eric Fuentes en un bar ya cerrado de puertas al público hasta las 4 y media, vamos a su casa, me vuelvo a mi piso en metro, me ducho, encuentro una tortilla de patatas a medias en la nevera y a las 7 me voy a dormir, que he quedado con Borx a las 11 en Pl. Cataluña; nos vamos a Sant Feliu; tenemos cosas importantes que hacer este finde.

Las Naciones Unidas en una Tierra Media postmoderna


Me acerqué a esa cala para verlo de más cerca, decenas, cientos de barcos infestados de orcos, torres a saber cómo movidas por trolls se acercaban desde el mar; era un increíble atardecer, el más bello que jamás haya visto, el cielo totalmente rojo, y unas nubes… que nubes, la situada a la derecha de mi campo visual tenía una frondosa textura, y un rojo tan intenso y vivo que su sola presencia me abrumaba, causaba efecto sobre mí, pero la apreciaba, disfrutaba de su presencia. Las tropas de orcos estaban muy cerca, era cuestión de quizás, medio día que llegaran a su destino; teníamos un pacto con las otras razas, elfos y enanos, en el cual constataba que si entrabamos en guerra nos ayudaríamos mutuamente, pero los aliados no tenían pinta de aparecer. Mientras este tema era motivo de mi preocupación a todos los demás no les acababa de importar.



No me encontraba nada bien, me venían mareos, y lo veía todo de un color más intenso, ese atardecer quizás estaba siendo modificado por mi condición de “enfermo”, quizás tenía fiebre.

Diría que me desperté poco después, hacía tiempo que no tenía un sueño tan vívido.

Esto me hace pensar en, vale si, si nos atacaran unas tropas de orcos, cundiría el pánico; pero otros peligros más sutiles pero con aires de destrucción nos acechan y no nos damos cuenta o no le damos importancia. Hoy mismo, esta mañana, en pleno mes de febrero y para nada por primera vez, he tenido que quitarme el abrigo porque pasaba calor, quedándome en manga corta y estando a gusto. En el norte de España no hace mucho estaban sufriendo unas olas de tamaños increíbles que han causado daños de más de 30 millones de euros, y en Estados Unidos han pasado por un asombroso frío jamás visto en más de 100 años.
El planeta se está volviendo loco, el cambio climático está cada vez más presente, solo hay que echar un vistazo a nuestro alrededor para darse cuenta; pero no lo vemos, estamos totalmente absorbidos por la limitada realidad que tenemos presente, la cual creemos que lo incluye todo; y dentro de esta hay poco más que estudios/trabajo, relaciones personales, objetivos personales, adicción a redes sociales (adicciones en general) y gracias a Dios, algo de música y quizás, en algunos casos, arte en general. No queda sitio en nuestras vidas para cosas tan poco molonas como la madre naturaleza.

Nosotros somos los orcos en esta historia, y estamos jugando bien nuestro papel.




Pienso en el sueño y también se me ocurre que, sin yo saberlo podría estar totalmente loco dentro de este, de ahí los mareos y el malestar, y que viera los colores del paisaje natural más vividos, y que los orcos fueran una alucinación, el pacto entre razas también; y que la despreocupación de los que me rodeaban estuviera causada por la inexistencia de todo esto. Recuerdo una discusión con un amigo, sobre si vendrían o no a ayudarnos los elfos y enanos; quizás solo me seguía el rollo para no asustarme…

Janito, "A Peacekeepin' Machine"


Aires de cambio se pasean por nuestras vidas, estamos acabando con nuestro entorno y para no tener remordimientos, nos hemos convencido de que estamos progresando. Cada vez estamos más cerca del punto de no retorno, quizás, espero que no, ya lo hayamos pasado…

¿Por qué no hacemos algo para solucionarlo?

Como comentamos hace poco en la entrada ¿Qué es Random local Guys?, formamos parte de una generación que espera la fama, el dinero, grandes recompensas, sin hacer ningún esfuerzo para ganárnoslo. Nos han vendido la idea de los niños prodigio, y nos encanta; este concepto nos ahorra el tener que esforzarnos, ya que creemos que hay gente nacida para algo y gente que no; nos ahorra el remordimiento que deberíamos tener por ser unos vagos, ya que al no haber nacido para algo, ¿para que esforzarnos?
Ya que no hemos nacido para ello, esperamos que alguien haga las cosas por nosotros, luche por nuestros derechos, nos salve de este tren a punto de estrellarse, ya que la vía está hecha de un material valioso y no podemos hacer otra cosa que robarlo, a pesar de que esta sea lo que nos mantiene vivos.

Los que tenemos el detalle de darnos cuenta de esto no hacemos nada, como mucho pequeños detalles como reciclar, dirigirnos hacia nuestros aposentos a pie, o cosas parecidas. Esperamos que venga alguien con poder, con sed de cambio, alquien sabio y fuerte; un nuevo profeta, un Gandhi, un Jesucristo, un Che Guevara; y que este nos salve del terrible descarrilamiento que acabará con todo; pero este no va a llegar. No va a llegar porque ya está aquí, y no está haciendo nada, este nuevo profeta eres tú, soy yo, lo somos todos.

Tenemos la necesidad de relacionar conceptos, ideologías o movimientos con un solo rostro; si que suele haber alguien que sobresale por encima de los demás, o que juega un papel más importante, pero pocas veces el destino de todos depende del poder de uno. Creemos que Nirvana es el único grupo Grunge, y que Hitler era el malo más malote de la Alemania nazi.

"¡Es Cristo!"
                           -El pueblo


[RM] Insomnio

Son las 6 de la mañana, salgo de la cama; hoy es un bonito jueves como otro cualquiera, el Sol aún no ha salido pero el cielo no es negra oscuridad. No es de día pero tampoco es de noche. Las 6 de la mañana no deberían ni existir, se encuentran en el limbo de ser demasiado tarde y demasiado temprano para cualquier cosa que no sea dormir. Is six in the morning even a real hour? Ahí, en el limbo, dormido y despierto, existiendo y ausente, es donde me encuentro yo. No soy sonámbulo. Lo que tengo es un trastorno del sueño. Lo que tengo es insomnio.


Son las 6 de la mañana, salgo de la cama pero no vengo de dormir. Vengo de debatirme durante horas entre diferentes niveles de (in)consciencia, hasta que, cansado, he abandonado lo que ya me parecía más una celda que una cama confortable. Con el tiempo aprendes a distinguir cuando intentar dormir es una pérdida de tiempo, así que, una vez convencido de que es inútil insistir; intentas recuperar el tiempo que vas a perder siendo un zombi durante las próximas 48 horas. 

Voy a la cocina y lleno mi taza de Dark Side of the Moon con los restos de alguno de los 5 o 6 cartones de leche a medias que se amontonan en el suelo y la pongo en el microondas a exactamente un minuto y veinte segundos de duración. Un parpadeo después, la taza ha dejado de dar vueltas, se oye un pitido y el temporizador marca 0:00. ¿Me he dormido? ¿Ha siquiera pasado este minuto realmente? ¿He estado despierto pero mi mente ya es incapaz de mantener una consciencia continuada?

Síntomas de la falta de sueño: Disminución de la actividad mental, despersonalización, desrealización, confusión, alucinaciones, errores de memoria, psicosis, conducta antisocial, depresión clínica y ansiedad.


Enciendes la tele y todo te parece una parodia de la realidad. Un chiste demasiado repetido. Una imagen deformada. Los programas son demasiado escandalosos, y las películas, demasiado pretenciosas. No es que estés triste. Pero tampoco estás contento. Ni mucho menos eufórico o nervioso. Huyes de la intensidad. 

No podrías escuchar pop comercial, pero tampoco podrías escuchar a Jimi Hendrix. Yo, como he expresado anteriormente, sigo creyendo que la música es un reflejo de cómo nos sentimos en nuestras vidas; y así como hay música para bailar, música para enamorarse, música para la lluvia y para la intensidad, también hay música para los insomnes. Nada de Still Loving you ni de Fear of the Dark hoy. No estoy hablando de música para despertarse ni nanas para poder dormir. Hoy manda Morrissey y Chuck Palahunik, a quien dedico esta entrada.

[Recomendaciones Musicales] Insomnio





A cada canción vais a entender mucho mejor sobre el tipo de música del que os estoy hablando. Obviamente, todo el mundo, falto de sueño o no, va a escuchar la música que le dé la gana, y que yo lo diga aquí no va a hacer que te guste una canción por mucho insomnio que tengas. Hablo de la música que acompaña mejor la sensación, mi sensación, del insomnio. Que no debe confundirse con quedarse despierto una noche hasta tarde, o con llevar sobredosis de anfetaminas en el cuerpo. Hablo del agotamiento mental, y solo hay que escuchar el primer minuto de Superstar para entenderme. Sonic Youth no es el único grupo del underground de los 80 de esta lista, pero son muy diferentes a los demás; esta canción es una excepción, pues dista bastante de la distorsión y del estilo mas cercano al grunge que acostumbran a tocar.






Primera canción no inglesa e increíble grupo desconocido. Descubrí este grupo sugerido por Borja Pdp (si, el que critico siempre que hablo de música, que pertenece a Random Local Guys y no escribe nunca) hace ya casi medio año, y hay más joyas de donde vino esta. El disco entero prácticamente podría entrar en esta lista, y, algunas noches de luna llena podéis escuchar a Cristian tocar esta canción con su guitarra por los tejados de Sant Feliu de Guíxols.

Esta canción, igual que el disco en sí, tiene un aura. Peores cosas pasan en el mar se llama. Me parece algo ingenuo, igual que a Hemingway, considerar el mar como masculino; pero la portada del disco es un gato, así que quien soy yo para discutir nada.





Habréis notado que me gustan The Smiths. Ha salido antes (aunque fuese una cover) y ha salido Morrissey (el cantante) en solitario. Me gusta Smiths pero me gusta aún más su rollo. Y es que como decirlo, me suenan muy... reales. Como buscaba al principio, no son canciones escandalosas, no son canciones pretenciosas; pero tampoco son canciones vacías, realmente son canciones muy inteligentes, muy cercanas, en el sentido de que no me suenan como el tipo de canción que haría una estrella del rock ni una diva del pop. 






Esta es una cancioncilla muy simple y bonita. Un buen día escribí en Facebook:

A quien adivine mejor mi estado de ánimo con una canción, le invito a una cerveza.

Y vaya, no ganó, porque en ese momento yo estaba más Don’t Stop Me Now que otra cosa, pero me pareció una canción magnifica. Quien fuera, que sepa que le debo una cerveza por descubrirme esto.





Moby, Moby, Moby. Hemos tenido por aquí folk, 80’ indie, rock clásico, rock progresivo, metal sinfónico… En todos los estilos te puedes encontrar música para el propósito que tenemos en esta lista. Sin duda si dominase más el Jazz, Soul o el canto gregoriano hubiesen caído cositas de esos estilos, pero como no es el caso, y para diversificar un poco, aquí tenéis algo de Techno. Si os gusta siempre podéis probar con Porcelain de Moby también, aunque seguramente ya la conozcáis más que yo.




Esta canción es un capricho mío que cierra la lista en un estilo algo parecido al de The Secret Society. Otro grupo algo desconocido en castellano, del que reconozco no he escuchado demasiado ya que esta canción me ha tenido atrapado días y días sin que pudiese pasar de ella. El tipo de canción que escucharía al volver de fiesta, el tipo de canción que cuando la escucho es como si la hubiese estado echando en falta todo el día. El tipo de canción con el que te sientes como en casa. Pero bueno, poco os tengo que contar ya, todas las canciones de esta lista son así. Dejad que hablen ellas.



Como siempre, aquí tenéis la lista de Spotify con las canciones.
Y si tenéis un ratejo, también podéis consultar otras Recomendaciones Musicales:

[Canciones que siempre estás dispuesto a escuchar aunque duren más de 6 minutos]

[Canciones para escuchar en soledad a partir de las 2 de la madrugada]

[Canciones para un día de lluvia]

[Canciones que escuchar frente a una hoguera]

[Songs for a rainy day]

[RM][Colaboracion] Canciones que siempre estás dispuesto a escuchar aunque duren más de 6 minutos.

Nota del editor: [Aquí os dejo una vez mas con Roger Maimí y una lista repleta de temazos desde el rock progresivo a flamenco puro. Esta es una de esas listas para simplemente sentarse y escuchar degustar música, aunque también disponible para bodas y bautizos. Disfruten.]

 by Roger Maimí

[RM] Canciones que siempre estás dispuesto a escuchar aunque duren más de 6 minutos


El señor Montana añadió más temas a la lista de canciones para días de lluvia, y para no hacerle un feo, voy a empezar esta lista de temas con una gran maestría instrumental que espero que sean nuevos (para no poner a los clásicos) para la mayoría de vosotros con un tema relacionado con la lluvia.




Prince nos deleita con su guitarra y su voz emotiva en su canción más conocida, por no decir la única. Destaco sus gritos agudos con su voz negro que combinan tan bien con la melodía de este gran tema que seguramente ya habías escuchado sin saberlo.

Seguimos, ahora si, con la lista de “largas” canciones con uno de los pocos tema que aún sigo escuchando de mi blanda “época Metalliquera”.


Una magnífica introducción no muy típica de Metallica da comienzo a este tema que a la vez incluye unos solos que quieres que lleguen durante toda la canción. Es otra canción poco conocida de este grupo que por eso quería compartir en esta lista.

Otra intro que poco tiene que ver con el resto de la canción pero que ayuda a convertir en temazo al temilla la escuchamos en:


En general este grupo diría que no se conoce mucho y tiene muy buenos temas. Yo lo descubrí por esta canción que salía versionada en una peli y seguramente salga en otras. Dadle un repaso a su discografía si eso.

Parece que va de buenas introducciones la cosa, porque el siguiente tema también se pasa un buen rato con una magnífica intro.




Supertramp… actualmente uno de los grupos que más escucho y que también es obligatorio echar un buen vistazo a toda su música, aunque es imposible que no hayan escuchado nada suyo todavía. Tengo la suerte de tener vinilos en casa y oigan, de lo mejorcito del rock sinfónico. Mis dies a esta gran banda que goza de esos álbumes que no paran de reproducir temazo tras temazo. (Véase Crime of the Century ó Crisis? What Crisis? por ejemplo.)

Hablando de grandes, pero no sé por qué, poco conocido por aquí también debemos incluir a Camel en esta lista:


Si eres fan de Pink Floyd, seguro que Camel te va a gustar, como los dos siguientes artistas de la lista. 

No quiero decir nada más, descubrid sus amplias obras.

(Álbumes que quiero destacar: Mirage y Moonmadness)


Yes, you’re gonna like it too. 

(Álbumes que destaco: Fragile y Close To The Edge)




Lo mismo pero debajo del agua, a investigar. Aunque este ya os sonará por haber colaborador de los Floyd.

(Álbumes obligatorios: Pyramid y Eye In The Sky)

Os dejo con estos deberes y paso ahora a un conocido:


Deep Purple en estado puro, aunque gente random te pregunte “¿que es esto tan brutal?” mientras suena. Temazo para ponerte a tope, contrariamente a lo que dice su título.

Para contrarrestar, ahora un tema tranquilo, pero también con un dominio escalofriante de los solos.


Mmmmh… Si

Antes he hablado de Artistas que no se sabe porqué la gente no los conoce por aquí, pues bien, el siguiente no tiene una gran discografía pero tiene un Álbum TOP, les presento Forever Changes señores. (Incluyo la única canción que supera los 6 minutos jeje.)


Para incluir estilos distintos (aunque ya haré más listas en un futuro para compartir mis descubrimientos en diferentes estilos) quiero poner al gran Paco de Lúcia en esta lista, con su gran canción:




Bravo. Artista autóctono, y eso que a mi me la tienen cruzada los de aquí.

Esto me recuerda a un grupo también de por aquí (catalanes) totalmente desconocido que quiero compartir también. 


No entra en los requisitos de los 6 minutos pero ya sé que me lo habéis perdonado.

Da gusto leer títulos de temazos en el idioma materno no? 

Creo que con esto tenéis para un buen rato de buena música. Espero ser de ayuda para los que queráis expandiros musicalmente y que alguien me dé las gracias o intercambiar unas palabras sobre música, o algo.



[Como siempre, aquí tenéis la lista de Spotify con las canciones, aunque hemos tenido que substituir Mr.Time de Alan Parsons Project por la igualmente genial Ignorance is Bliss]

Canciones que siempre estás dispuesto a escuchar aunque duren más de 6 minutos.

¿Qué es Random Local Guys?


La eterna pregunta. La verdad es que puede ser difícil de entender, y por lo tanto, difícil de explicar. Esta entrada lleva ahí en la parte de arriba desde el principio del todo, y pese a eso, cada día significa algo diferente. Esto no es una asociación cultural, no es un grupo de amigos ni ninguna estructura social ni organización legal ni persona jurídica definida hasta la fecha.

El sitio en el que te encuentras ahora mismo era antiguamente núcleo de la marca tambien conocido simplemente como el blog. Ahora, es proyecto enlazado bajo el nombre de Random Local Writers en la página central RLG, que es la que define qué forma random local guys y qué no.

Preguntar qué somos es esencialmente preguntar quién somos. Ahora mismo,

JVG, Cristian, Joan Montana, Borx






Actualización - 06/12/2016



Honestamente, ¿qué tiempo no es tiempo de cambios?

Ser joven, estar lleno de vida e irte para siempre a vivir BCN es tan 2014. ¿No os lo habían contado? Ahora lo que se lleva es huir de vuelta a casa de tus padres y consumirte lentamente en tu propio lodazal.

En Random Local Guys siempre intentamos mantenernos a la vanguardia de las tendencias.

Nos hemos alzado, dejado y vuelto a fumar porros, caído, huido hacia adelante, empezado una carrera de historia clásica, publicado un disco de hardcore, dado media vuelta y vuelto a avanzar más veces de las que podemos recordar. Hasta no hacer nada, en su intensidad, ha sido una traición a la mediocridad. Dejamos de dar fiestas, dejamos de escribir, a veces hasta de hacer o escuchar música y nos retiramos a un apacible lugar y esperamos pacientemente a que los lobos llamaran a la puerta para saludarlos como a uno más de nuestros amigos. Random Local Guys es lo que es, y siempre lo ha sido. RLG siempre hemos sido nosotros, siempre ha sido quien ha formado parte de él, y lo que nosotros hagamos ahora con ello será lo que él sea. ¿Una organización para montar fiestas? ¿Un grupo de pretenciosos pseudointelectuales? ¿Unos chicos que eran y ya no son? Nosotros somos los verdaderos responsables de nuestra imagen, y los culpables de que, para muchos, fiestas sea lo único que hacemos; y al desvanecerse ellas debido a la muerte de nuestro espíritu, también nosotros.

Imaginemos una dramática secuencia en blanco y negro de los lugares ahora vacíos donde hemos vivido todos aquellos momentos tan épicos y guardemos un minuto de silencio.

No hemos vuelto, no habrá fiesta de fin de año como tantos nos habéis pedido por las calles y bulevares de esta humilde ciudad porque no tenemos medios ni voluntad para ello.

Volvemos a escribir. Sin la misma frecuencia ni estilo, porque lo tiempos cambian; pero hace ya meses o años que sin mucho ruido hemos vuelto a ello. En lo que respecta al blog tanto [vida sedentaria] de cristian como [deseducación] y [capítulo] de jvgay, los tres proyectos en construcción, sean probablemente lo más trabajado que hemos hecho jamás, tanto a nivel de contenido como por lo que significan. Seguiremos animando a la gente a escribir, pero no necesariamente bajo nuestra bandera, enlazaremos a quienes consideremos necesario e incluso a nosotros mismos escribiendo en otros lugares.

De los conceptos fundacionales de RLG, algunos resultaron obviamente más prolíficos que otros, y a mi parecer, algunos han resultado ser imposibles, demasiado ambiciosos o necesarios de una masa crítica de actividad que por una razón u otra nunca llegamos a alcanzar así que tendremos algunas actualizaciones.

Por un lado, estará nuestro siempre amado random local guys, la organización en sí, las personas en sí; quizás con futuro en expansión, pero siendo ahora definido por las personas que es. La página oficial hasta ahora, randomlocalguys.com, redirigía automáticamente al blog y lo definía como núcleo. Eso no será así a partir de ahora. Ahora mismo deshabilitada, será una página de entrada, un enlace a otros lugares; y lo que esas páginas constituyan sean, bajo nuestro sello o sin él, serán lo que RLG sea, sean proyectos conceptualmente independientes o no. 

A partir de este momento, todo proyecto anteriormente existente es independiente de la marca general, y las personas que participen en él de forma directa y no como colaboladores no serán considerados parte de la organización. El blog seguirá siendo uno de esos proyectos, ahora bajo el nombre de Random Local Writers y formado por cristian, joan y por mí. Los miembros históricos será también una de esas páginas enlazadas, en una especie de baluarte o símbolo de la identidad ahora más liviana que rlg representa, bajo el nombre de Hall of Fame. No pretendemos volvernos a alzar como líderes del mundo libre. No será una explosión de actividad, no planeamos romper el silencio con un estallido: no hemos vuelto porque nunca nos fuimos.

Por el otro lado, quedará el objetivo, demasiado ligado en sus orígenes al peso de pertenecer a una organización, de ofrecer un espacio de desarrollo personal fuera del espectro social. De encontrar personas, que estén en su propio proyecto del tiempo personal, y sin alterarlo, conectarlas con otras. Eso es algo que siempre hemos hecho y haremos desde la propia voluntad, ahora quizás más desligado conceptualmente de RLG y ninguna función ni identidad mezclará una con la otra. Desde aquí, por su propia naturaleza, buscaremos la actividad de las personas que nos rodean, les animaremos a realizar sus proyectos y participar en los nuestros sin que ello constituya formar parte de nosotros ni ninguna obligación, y por activa o, en consecuencia, también buscar durante el proceso encontrar personas activas para alzarnos a nosotros mismos otra vez.

Lo demás, solo el futuro dirá. ¿Alguien hará algo que terminará siendo enlazado como Random Local Music, Random Local Gaming, quizás hasta con otro nombre u otro propósito que no sea alzar nuestra más identidad que organización? ¿Habrá alguien, entre nosotros mismos o del infinito potencial el mundo, que haga algo con su propio nombre por sus propios motivos, o quiera recuperar el nuestro y ser parte de nuestra identidad, digno de ser llamado y celebrado como Random Local Party una vez más?








Manifiesto Original - 08/02/2014



“Somos un grupo selecto de amigos y artistas englobando distintos proyectos personales en uno mayor con la intención de expresarnos de una manera concreta y retroalimentada. Reivindicar a la vez nuestra identidad y el hecho de que somos personas individuales dentro de un mismo contexto social; generalmente demasiado enmarcado, al que queremos abrir puertas y explorar posibilidades a nuestros talentos fuera de los esquemas establecidos de crecer, estudiar algo que no te gusta, trabajar para pagar una hipoteca y morir."



No somos solo un blog.

No somos chicos locales escogidos al azar. 

No pretendemos ser una elite de intelectuales.

Lo que hacemos es reunir, conectar y enlazar mentes despiertas, con ganas de hacer algo más y defender este lugar. Esto, amigos, es una alianza. Reunimos, creamos o desarrollamos proyectos, de toda índole creativa o constructiva en general. Aquí y ahora.






Pertenecemos a la generación que espera la fama, el dinero y el reconocimiento sin hacer absolutamente nada para ganárnoslo. Pretendemos ser buenos en algo, destacar, tener un don, sin esforzarnos para desarrollarlo y que este nos lleve a lo más alto. Nos han vendido la idea de los niños prodigio, de los genios, y nos encanta; porque creer esto se encarga de asesinar el remordimiento que deberíamos tener por ser unos vagos, creemos que Kurt Cobain nació siendo diferente, que Leonardo da Vinci no tenía nada que ver con sus semejantes, y esto nos sirve de excusa para justificar que no hagamos nada, nuestro don aparecerá tarde o temprano, o al contrario, no tenemos lo que hay que tener y por lo tanto, esforzarse en algo es una pérdida de tiempo. Vivimos en un mundo donde los genios nacen de generación espontánea y los niños con potencial son tratados y reducidos por nuestro sistema educativo a simples obreros porque “no saben nada”.


Los profesores que un par de años antes me hacían de palmeros y me mostraban orgullosos de mí ahora me despreciaban abiertamente por negarme a copiar los enunciados de los ejercicios. “Esto no lo esperábamos de ti.”, “Si tienes algún problema en casa nos lo puedes decir.”, “Yo soy el profesor y debes obedecer”, “No eres nadie”.



Si ignoramos las ideas que aparecen por nuestra propia realidad y no las dejamos fluir nos condenaremos a seguir la corriente cultural mayoritaria de nuestro tiempo. No queremos eso. Queremos establecer nuestros propios ideales, nuestra propia manera de ver lo que nos rodea; no permitiremos que todo lo que hay en nuestras cabezas se pierda con el paso del tiempo.

Desde aquí nos refugiamos de la fugacidad de la comunicación oral, y alimentamos una visión crítica de la realidad, necesaria para dirigir nuestras ideas hasta donde puedan golpear nuestro contexto social y llegar a otra gente inquieta; para que pueda reforzarlas, aprovecharlas, alimentarlas, discutirlas; mas allá de la mera aceptación social y palmadita en la espalda en forma de like. Es necesario combatir por nuestras ideas, ponerlas prueba, sacarlas de nuestra cómoda visión del mundo. Es la única manera de defender este lugar.




Todos tenemos miedo al fracaso, y eso puede impedirnos sacar lo que llevamos dentro, el preocuparse por el ¿Qué dirán? O la posible burla… Muchos grupos sociales, sobretodo de adolescentes recién entrados en esta etapa, tienen unos propios ideales y modelos de comportamiento que se basan prácticamente en imitar a los dos o tres más populares; los que se salgan de esos parámetros serán objeto de burla o rechazo.




Pero todo esto no más que palabrería si alguien no se levanta un día y decide empezar a construir de la nada. Nuestra generación ha nacido en un ambiente que globaliza toda seña de identidad o ideología personal en el marco de las apariencias, robando la identidad propia de toda diferenciación cultural y convirtiéndolo en un mero símbolo para conseguir reconocimiento social; véase camisetas de ramones en el zara o pines del che en mochilas Adidas. Este proceso, al que llamamos globalización cultural ha conseguido que aquellos que escapan derribando las paredes del contexto social habitual se encuentren la absoluta nada al final del túnel. Así que, aunque no podemos hacer el viaje por ti, vamos a construir un faro al final de este, un pequeño contexto social y cultural, reservado a unas pocas personas. No una asociación, no un grupo de amigos, no una filosofía.


-Mantenimiento y expansión del blog. 
-Organizar fiestas bajo el nombre de RLG. 
-Material audiovisual para tales fiestas.
-Dj Set Random Local Guys.
-Formar un grupo de música.
-Entrevista a Joan Colomo.


Aunque tengamos grandes planes en el futuro, de hecho RLG ya nos ha llevado a muchas cosas que no esperábamos y a conocer un montón de gente interesante. Pero aun tenemos mucho por hacer.

La lista anterior son proyectos que tenemos actualmente en marcha. Pero no tiene por qué ser algo tan concreto, ni un proyecto maduro con una ruta de actuación fijada. Tampoco nos limitamos a la música. Cualquier cosa personalmente enriquecedora, aunque no tenga una vía clara de actuación, ni objetivo final definido es bienvenida. 


Mi primera entrada en el blog trata sobre un viaje psicodélico que tuve en octubre de 2012, en el que tripliqué una dosis de Morning Glory (Ipomea Violacea); anteriormente ya había tenido alguna fuerte experiencia psicodélica, una vez incluso había doblado una dosis pero por muy místicas que fueran esas experiencias, esta supera con creces cualquier cosa vivida anterior o posteriormente.






Un proyecto también puede ser un objetivo, un plan, una ambición. Cualquier cosa que se vea potenciada al formar parte de algo mayor, de un grupo de gente que no va a limitar a elogiarte o criticarte según la opinión personal que tenga de ti. Algo que no tenga sentido dentro de tu contexto social. Algo que te haga avanzar, moverte, en alguna dirección no esperada, porque no te lo habías planteado aún o porque nunca te has atrevido a dar el salto.

-Escribir un libro.
-Formar un grupo de música.
-Hacer periodismo fotográfico.
-Levantar la falda a la luna.
-Aprender a ligar con modelos.
-Montar orgías detrás de la cruz roja después y durante el Sant Feliu Fest. 
-Papiroflexia.

Tendemos a pensar que hay un curso para todo. Alguna manera de aprender aquello que queramos hacer en aulas delante de profesores y siguiendo libros de texto. Pero no es así. Tenemos que sumergirnos en el mundo y dejar que nos golpee con toda su fuerza, aunque significa quedar expuesto. 


¡Cuidado!
El sol se va
Estamos desprotegidos
¿Qué podría pasarnos?
¿Cuál es el peligro?
¿A qué se debe el miedo?
¿Qué hacen la inseguridad
Y los temblores aquí,
Si ambos sabemos 
que nunca pasa nada?



Decimos que englobamos proyectos para ayudarnos mutuamente, conectar las personas adecuadas, reunir mentes inquietas y crear un contexto donde explorar tu potencial es motivo de alago y no de rechazo social. Pero, el fondo, nuestro gran proyecto es nuestra vida, el proyecto que debemos emprender aquí y ahora, y no esperar salir de la universidad convertidos en todo aquello que siempre habíamos querido ser.


¿Quién somos?



En este momento, involucrados con el proyecto hay bastante gente, ya sea colaborando, dando ideas, leyendo esto o tirándonos sostenes por la calle. Pero miembros fijos activos ahora mismo somos tres.


Cristian P. Ruiz
Jordi Valladares Gay 
Borja PDP
          Paula Olivé Carmona

          Joan Montana
         
         

Y es que no hay solo una forma de pertenecer a Random Local Guys. Nosotros escogemos los que designamos como “miembros”, si, pero en este momento, involucrados con el proyecto hay bastante gente, ya sea colaborando, dando ideas, leyendo esto o tirándonos sostenes por la calle. Pero miembros fijos activos ahora mismo somos tres. También hay miembros desaparecidos en combate, o que no están por la labor de participar por una u otra razón.




¿Quiénes seremos?

No lo sé. No sabemos dónde nos va a llevar esto. Estamos pasando por un proceso de reevaluar prácticamente, toda la gente que conocemos y la que vamos conociendo. En un nuestra vida social hacemos amistad en base a gustos comunes, simpatía o afinidad, pero esto no se trata solamente de reunir a tus amigos. Buscamos un perfil concreto de gente, que consideremos que tiene potencial y nos podamos beneficiar mutuamente. No se trata de hacer castings, no te puedes presentar a ningún sitio y decirnos: quiero ser RLG, como si fuese una decisión y no una consecuencia de tu manera de vivir la vida.

-Tener algo que decir. Es mucho más importante tener algo que decir que tener que decir algo. Si tienes una propia manera de ver y entender tu entorno, si esta contrasta con la de tu contexto social muy probablemente tengas algo que decir. Si sabes escoger que influencias dejar entrar en tu mente y cuales excluir probablemente tu actitud choque frontalmente con lo aceptado por la sociedad media, y tendrás algo que aportar a este mundo. 
-Voluntad de poder. Ambición y voluntad para conseguir aquello que quieres. No venimos aquí para contentarnos a trabajar 8 horas al día en un supermercado, mirar la televisión otras 8 y beber los fines de semana para olvidar lo mucho que odiamos nuestra vida. Si alguna vez has destacado en algo, si tienes ambiciones propias y trabajas duro aunque nadie te obligue, si no te derrumbas ante el rocío de la noche, quizás tienes sitio. 
-Pasión. Tener pasión por aquello que haces, saber transmitir esa pasión, esas ganas de mover el mundo. Esto es lo que te va a llevar lejos. El talento te va a permitir hacer en 5.000 lo que otros hacen en 10.000 horas. Pero, ¿Qué te va a llevar a gastar 5.000 horas a viento y marea en cierta tarea, desatendiendo otras responsabilidades a favor de algo incierto? ¿Tienes algo que te apasione? ¿Se te encienden los ojos y todo rastro de timidez y barreras sociales se desvanecen en cuando te sacan “ese” tema? 
-Iniciativa. Nadie se va a levantar por ti. No vamos a salvar a nadie de sí mismo. Si no has hecho nada hasta este momento de valor, difícilmente vas a hacerlo una vez dentro. Esto no es apuntarse a un gimnasio. 


Estas son las principales características que valoramos y que buscamos en futuros RLG. Como puedes ver en ningún sitio decimos que busquemos gente inteligente o gente guapa ni con éxito; mentes inquietas, con iniciativa, criticas. No pretendemos ser una élite intelectual ni tienes que sentirte ofendido si no te pedimos que te unas a nosotros, es algo que pretende reunir un cierto perfil de personas, no las mejores ni más inteligentes. 


Preguntaos, ¿porque los conocéis? Esa gente no es tan grande. Por mucho que vendan los niños prodigio capaces de hacer cosas fuera del alcance de la mayoría, ni son completamente ciertas las historias de esos humanos ensalzados, ni son dioses, ni genios, tampoco referentes con los que no podemos siquiera soñar a parecernos algún día. Son humanos.


También cabe destacar que, obviamente, no podemos ver qué ocurre dentro de tu cabeza, esas características tienen que trascender tu persona; si estas convencido de que eres un jodido genio, tienes que sacar lo que tengas ahí de valor, o nadie lo va a poder ver nunca.



¿Que implica exactamente ser miembro?



Una vez miembro tus obligaciones son… ninguna.

Ser miembro activo implica participar en algún proyecto o formar el suyo propio; incluyendo como proyecto, obvia y recomendablemente, escribir con relajada regularidad en el blog. Que es una herramienta de cohesión muy importante. Al igual que las fiestas.





Una vez eres miembro, el hecho de que dejes de participar o te vayas de viaje a la India no implica que dejes de formar parte de RLG; pasaras a ser un miembro pasivo, pudiendo retomar tu actividad cuando puedas (y cuanto antes).

Escogemos los miembros individualmente y por consenso general. Con frecuencia, si hay alguien en el que vemos algo especial, o que nos llame la atención, puede que le comentemos si le interesa colaborar. La intención de esto es, aparte de enriquecer el blog, ver a esa persona desenvolverse en una situación totalmente diferente al contexto social, ya sea hablando de música, comentando una experiencia o conversación con alguien. Lo hacemos porque es muy difícil valorar ciertas actitudes en una persona basándose en cómo se comporta entre sus amigos o hablando de temas casuales. Asimismo no toda colaboración es ni mucho menos un “test” para decidir si nos interesas o no, puede que puntualmente haya gente colaborando porque tiene algo que decir o por alguna historia que merezca la pena ser contada.


En algún lugar, un tirano aguarda en silencio en su palacio de plástico
en alguna luna desierta y inhóspita hay un desfile,

granaderos esqueléticos tocan y cantan la marcha turca con suma alegría

en alguna parte, naves arden cerca de una estrella en una batalla.



Las ventajas son pertenecer a un grupo. Tener gente con quien contar, que más allá de ser tus amigos o no, no dejen que te pasmes. Es un sitio para que dejes tus dudas atrás y te lances a hacer todo aquello que quizás moriría si no tuvieses un apoyo detrás.


¿Que hacemos aquí exactamente?



¿No has entendido nada, verdad?

Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. 
Estamos aquí para tomar cerveza. 
Estamos aquí para matar la guerra. 
Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos.

Charles Bukowski




"Tus gustos musicales me parecen una mierda" y otras metafísicas reflexiones


No hay nada que haga más daño a tu criterio o gusto con la música que escuchar demasiada música. Bueno, sí, escuchar demasiado del mismo tipo de música. Nubla, desentona, desorienta, descontextualiza. No escuchar demasiada al menos no hace daño a nadie, no molestas a tus vecinos ni a tus amigos con tus contantes referencias a ese grupo que como puede ser que no conozcan aún. Pero hoy, no hablo de tu actitud hacia los otros como anteriormente. Hoy hablo de tus gustos en si.


"Si, ehem, el hardcore expresa algo así como, mhh... un poco de rabia, ¿sabes?"

Borja Pdp, tras un buen rato pensando sobre el tema.


Pavarotti cantando hardcore.

Todos lo hemos experimentado. Detrás de listas innumerables de artistas conocidos, o de intentos de escuchar discografías enteras. En maratones de series de televisión o luego de pasarte durante diez años de tu vida 8 horas diarias delante de la televisión. Tu vista, tus oídos y tu "yo" mismo se cubre de negras nubes. ¿Esto me está gustando realmente, o simplemente se me está repitiendo? Debo escuchar todo otra vez, debo repasarlo, se me ha ido la cabeza y me he perdido alguna perla en todo este mar de canciones. Escuchas, reescuchas, se te repiten y acabas convencido de que unas canciones te gustan más que otras porque te acuerdas más de ellas, o porque son más llamativas o porque son más alegres o porque la chica canta muy bien, que es el equivalente musical a que un cuadro tenga muchos colorines y flores.


A veces no hacen falta grandes palabras y letras complejas para expresar algo. La música transciende, es todo uno.


No puedes soportar un segundo más de ruido en tu cabeza así que esta desconecta. Y hace bien en desconectar. Es un martillo eléctrico tratando en entrar en tu cráneo y sacudir tu realidad. Y lo enchufas 16 horas al día. Tu cabeza da vueltas y te sientes incomodo hasta en tu cama. En cierto momento, despiertas de tu letargo y descubres que estabas escuchando música, o que has estado escuchando música y ni te has enterado cuando se ha terminado, tus auriculares cuelgan, inútiles, en tu cabeza, calentando tus orejas y aislándote del mundo. Te recompones. Vuelves a poner la música donde recuerdas que estabas escuchando por última vez, ahí donde tu inconsciente se hartó de tu idiotez. Ahora ya con la mente algo despejada, escuchas la canción, y te suena. Obviamente que te suena. ¿Te acuerdas de ese niño que te trataba mal en primaria? Pues tu cerebro también se acuerda de la canción. Y la cantas, y te gusta.

“Si, definitivamente creo que esta es una buena canción.”


Imbécil.


Es usted un imbécil. Con todos mis respetos.

Deja 10 personas encerradas con fotogramas de un babuino comiendo mayonesa a cucharadas y terminaran convencidos que algunos son pura mierda y otros una obra de arte. Haz 500, selecciona las que involucren alguna mancha en la cara y mezcla con 10 al azar. Nuestros pequeños snobs aspirantes a cobaya acabaran peleados entre sí, cada uno partidario de un propio estilo.


-¿Usted es más de fotogramas con manchas o sin manchas?

-Yo claramente con manchas, ese gesto, esa mirada perdida ajena al mundo contrapone la clara mancha que significa la corrupción y la voluntad de poder, haciendo una clara referencia a Nietzsche y recuerda los primeros trabajos de Picasso.

-No podría estar más en desacuerdo señor, el fotograma numero 7 sin manchas en una expresión mucho más clara del rechazo a la sociedad, tiene un toque dadá y de los movimientos más avant-grade del pictografismo babuinico de los ‘80.


¿Como podemos distinguir aquello que realmente tiene algo más, aquello que tiene profundidad, aquello que evoca algo en nosotros? ¿Existe alguna manera de decir si un fotograma es pura mierda o merece un sitio en la historia de las fotos de babuinos comiendo mayonesa? ¿Debemos fiarnos de la opinión mayoritaria, que va a escoger aquello más digerible para el gran público? 

"Me dijeron que tenia que ir a rehabilitación y yo dije, no, no, no."
Dijo la drogadicta con voz chulesca mientras miles de persona cantaban la canción sin tener idea de la letra.


¿Debemos de fiarnos solo de nosotros mismos, escuchar todo y justificar nuestra vida con un “pues a mí me gusta” como si el hecho de “gustar algo” sea un imperativo universal, lejos de sugerir ninguna reflexión ni pensamiento ulterior? debemos fiarnos de aquellos que escuchan demasiada música, que van a estar contaminados por “lo que se supone que les debe gustar”? debemos escuchar aquello que suene “bien” como si el objetivo de la música fuera tocar cosas “bonitas”?

¿Existe alguna manera de defender este lugar?

Solo podemos encontrar esa conexión con el arte si lo identificamos con nuestra propia vida. No hay una canción más profunda que otra en el sentido estricto de la palabra. No esperes ponerte delante de una canción y sentir aquello que nunca has sentido. Hay canciones que nos lo parecen porque nosotros tenemos esa capacidad, somos nosotros los que excavamos hondo y encontramos sentido a esa sarta de notas aparentemente aleatorias. El arte no te descubre nada nuevo, el arte te pega, debe pegarte, para que recuerdes aquello que habías ahondado, sepultado y olvidado. No tiene que ser un bonito cuadro en la pared de una familia aburguesada. Tampoco es un edificio enorme ni un concepto divino. Es mucho más pequeño, e infinitamente más poderoso. Es un susurro, una brisa, de un humano, donde quiera que esté, a otro. 

“No estás solo”.


"I was born with music inside me. Music was one of my parts. Like my ribs, my kidneys, my liver, my heart. Like my blood. It was a force already within me when I arrived on the scene. It was a necessity for me-like food or water."


Así que, ¿qué es lo que te dice tu música? ¿Qué es lo que te hace sentir, que es lo que te hace revivir? Una persona queda definida por aquello que escucha porque es un reflejo de cómo se siente o se ha sentido a lo largo de tu vida. ¿Esperas que una canción te trasmita tristeza si nunca has estado triste? Esas pequeñas identificaciones te definen mejor que cualquier cosa que puedas contar de ti mismo. 

¿Cómo sientes tú la ira, la rabia, la pesadez? De una manera muy concreta, difícil de imaginar y explicar incluso para ti mismo. Por eso no puedes transmitir nada más de lo que eres, nada más de lo que has vivido.






Podrás distinguir a los artistas superficiales porque su identificación con ellos tiene un límite. Las canciones no profundizan demasiado, y se contentan con tener un estribillo recordable y hablar de algún tema general, con el que sea fácil sentirse identificado y no haya muchos matices en los que perderse.

Uno canta, escribe, toca aquello que ha vivido con intensidad, las personas mediocres, incapaces de ver más allá de sus narices y de vivir su vida sin pararse a pensar demasiado, solo sienten con intensidad las cosas mas genericas, pertenecer a un pais, enamorarse. El tipo de cosas por los que todos pasamos en la vida; pasan por ello, lo idealizan porque nunca les va a volver a pasar nada interesante y dedican a ello todas sus canciones. Estoy a hablando del amor en el pop, de la marihuana en el reggae, del sufrimiento en el metal, del fuck the sistem en el punk, ya sabéis de lo que estoy hablando.

¿Porque ocurre esto? ¿Porque es lo tiene más éxito? Porque es lo fácil. Porque todo el mundo puede sentirse identificado con una canción sobre el amor pero es muy difícil y demasiado ambicioso sentarse a intentar contarle a alguien el sonido del silencio, el paso inexorable del tiempo, la futilidad del dinero. Explicar los colores a un ciego no está al alcance de cualquiera, y es imposible hacerlo si tú también lo eres. No puedes mentir a la música, si no lo has sentido no lo vas a poder contar. Por eso las grandes canciones son atemporales; hablan de cosas muy adentro de nosotros, que no caducan después de que la publicidad haya dejado de bombardearnos con el cantante y el grupo ya no salga en la tele. Por eso los artistas se dejan el alma en un escenario, sienten lo que están cantando porque hay contenido emocional, aunque estés delante de 10 personas en un pueblo de la costa y no en un escenario de 100.000.






No hace falta hablar de temas profundísimos, querer aparentar y dedicar una canción a la cara oculta de la luna día sí día no. A veces las mejores canciones surge de sentimientos muy claros. De ideas muy simples. Es solo un indicador, si vas a la página de Spotify de un grupo y sus canciones más escuchadas son todas de amor, es porque probablemente no tenga nada más que decir. Véase la de abajo, Andy y Lucas, Pablo Alboran, etc.


Taylor Swift posando mientras compone (otra) canción sobre un chico que le ha roto el corazón.
Cásate con Alex Ubago.


Por eso las grandes mentiras musicales de nuestro tiempo son productos de marketing prefabricado, que hablan de aquello con quien una teenager pueda haber vivido: amor adolescente, fiesta y pseudorebeldia con los papis. Por eso se venden como ídolos y productos en vez de vender su música, porque no hay nada que vender más que una cara y, a veces, una voz bonita.


"Soy el Kurt Cobain de mi generación."


Si buscas sus nombres en Google Imagenes te encuentras una foto cantando por cada 100 posando para la cámara. Son el equivalente musical a una comedia romántica, una infantilización absurda como lo son los superhéroes, una simplificación de nuestra vida, una farsa, una representación vacía, algo que miras para no pensar en nada.

"Que cada uno escuche lo que quiera, yo no me meto con tu música."
Todo el mundo.


Si usted se siente ofendido al leer todo esto, no me estoy metiendo con la música de nadie, todo ejercicio artístico es totalmente ajeno a su publico y lo que se haga de el, aunque se publicite infinitamente y se me atragante el Justin Castor de turno. Me estoy metiendo contigo y estoy diciendo que probablemente si tienes un gusto musical sospechosamente homogéneo, terrible, limitado o superficial es que probablemente seas una persona terriblemente homogénea, superficial y mentalmente bastante limitada.


Maldigo la poesía concebida como un lujo cultural por los neutrales que, lavándose las manos, se desentienden y evaden. Maldigo la poesía de quien no toma partido, partido hasta mancharse.


Si quieres saber de música, como si quieres saber de cine, de poesía; sal, vive, enfrenta aquello de lo que hablan las canciones. El poeta es el aventurero, no el que quiere mostrar su lado sensible o escribir algo bonito. El poeta es el que mueve el mundo, no el que quiere cortejar una chica o quedar bien. Alcanza cumbres, sangra, tose y sufre. Y luego, si queda tiempo, escucha música como una bestia. Hay que mancharse. No sabemos si existe alguna manera de defender este lugar. Pero hay que defender este lugar. Alguien tiene que defender este lugar.